El año 2013 el PIB de Bolivia registró un crecimiento de un 6.8%. Dato que el gobierno usó para mostrar el éxito de su modelo económico social comunitario. Fuimos pocos quienes cuestionamos la sostenibilidad de ese crecimiento. Argumentamos que ningún crecimiento basado en un estímulo monetario es sostenible en el tiempo. 

El año 2013 el PIB de Bolivia registró un crecimiento de un 6.8%. Dato que el gobierno usó para mostrar el éxito de su modelo económico social comunitario. Fuimos pocos quienes cuestionamos la sostenibilidad de ese crecimiento. Argumentamos que ningún crecimiento basado en un estímulo monetario es sostenible en el tiempo.

A pesar de las muchas críticas que recibimos en su momento, la realidad nos acabó dando la razón: la economía de Bolivia no volvió a crecer a ese ritmo. En mayo del 2017, el Banco Central de Bolivia decreto una reducción del encaje legal que, por lo visto, sirvió de tan poco, que tan solo once meses después se vuelve a aplicar la medida, reduciendo a de 35% a 25% para depósitos a plazo fijo mayores a 720 días, y de 43% a 25% para otras cuentas en dólares, con el mismo objetivo: re-apuntalar las reservas, que vuelven a caer, y reducir todavía más las tasas de interés.

Esto solo significa una cosa: seguir inflando un modelo que ya se encuentra agotado. Al igual que el avestruz que ante las dificultades corre hacia adelante, nuestras autoridades siguen inyectando liquidez, y evitar de esa manera enfrentar el problema. Lastimosamente, tarde o temprano la realidad toca la puerta, ya que ninguna economía se sostiene sin ahorro ni inversión.

Para el psiquiatra y escritor Theodore Dalrymple, el sentimentalismo tóxico es el factor clave que explica el éxito del socialismo. Muchas personas están dispuestas a votar por políticos que les prometan el cielo en la tierra, y en eso, la izquierda es especialista. Las ofertas de créditos baratos, de educación y de salud gratuitas son políticamente rentables en el corto plazo, pero fatales en el largo. En cierta medida, nuestras naciones cosechan lo que siembran.

A diferencia de América Latina, algunos países de África decidieron ir por el camino contrario, y se sacudieron del socialismo. En junio del año 2010 el McKinsey Global Institute (MGI) publicó un informe sobre la economía africana titulado Leones en movimiento. El director del MGI Charles Roxburgh explica algunas causas del crecimiento de África, y destaca lo siguiente: el flujo de la inversión extranjera es más alto que en cualquier otra región en desarrollo. Hay oportunidades para crear mercados, establecer marcas, dar forma a las estructuras industriales, influir en las preferencias de los clientes, establecer liderazgos y relaciones a largo plazo.

Las empresas están apuntalando el futuro de África. Las inversiones en agricultura, comercio e infraestructura harán que el año 2020 el PIB sea el doble que el 2010. Un 40% de la población ahora vive en zonas urbanas, y se espera que 128 millones de familias salgan del umbral de la pobreza. Una creciente reducción del gasto estatal, y un notable incremento de la inversión local. Desde el año 2011 la inversión promedio de las empresas africanas es de 4 billones al año.

Adicionalmente, en muchos países africanos la corrupción se reduce ¿Cuál es el secreto? El mismo de siempre, dejar funcionar los mercados, limitar los gobiernos y respetar la propiedad privada. ¡Sí señores! El capitalismo es el remedio infalible contra la corrupción.

¿Qué diferencia existe entre África y América Latina? Sus partidos políticos. En el continente negro existen partidos como el Rwanda Patriotic Front, Bostwana Democratic Party y Kenia Jubilee Party. Desde inicio del siglo XXI brindan a sus países un piso político que les permitió tomar la ruta del desarrollo. Tristemente, en nuestra América Latina, los partidos políticos de oposición se encuentran divagando entre sus denuncias de corrupción y su falta de un proyecto político serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s